Durante la actual administración federal, los estados del Bajío fueron los más dinámicos en el sector manufacturero del país.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, Guanajuato, San Luis Potosí y Aguascalientes ocupan el top tres de mayor avance en la contribución del valor de las industrias manufactureras a nivel nacional; Querétaro se ubicó en el octavo lugar.

Al respecto, Kristobal Meléndez Aguilar, analista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), explicó que la ubicación del Bajío es lo que le ha ayudado a posicionar la manufactura como una actividad económica importante.

“La ubicación de los estados es estratégica, es un punto intermedio entre Nuevo León, Jalisco y la Ciudad de México, permite que los productos que salen por la manufactura se puedan comercializar fácilmente”, señaló.

El analista del CIEP indicó que el fortalecimiento manufacturero deriva de una estrategia a largo plazo, en donde los gobiernos estatales vieron un área de oportunidad.

Guanajuato ocupa la primera posición en mayor avance en la contribución del valor manufacturero del país, ya que en el 2012 la proporción fue de 7.4%, mientras que en los primeros ocho meses del 2018 llegó a una relación de 9.6%, es decir, un aumento de 2.19 puntos porcentuales en dicho periodo.

Ante este panorama, Manuel de Jesús Gómez Zaldívar, investigador de la Universidad de Guanajuato (UGTO), mencionó que las industrias que más se han catapultado en la entidad son la agroalimentaria y la automotriz.

“Efectivamente, en Guanajuato se optó por una estrategia a largo plazo para que la industria manufacturera se fortaleciera, pero también viene de la mano el plan de atraer Inversión Extranjera Directa (IED). Los gobiernos del estado tomaron una serie de decisiones que han beneficiado a las empresas trasnacionales, les dan un exceso de facilidades, se les donan terrenos, se les facilitan permisos”, explicó.

A esto se suma que el estado de Guanajuato obtuvo un crecimiento de 8.2% en la producción manufacturera durante el actual sexenio federal, como promedio de las variaciones anuales que se presentaron entre diciembre del 2012 y agosto del 2018, en términos reales, con lo cual se colocó en el cuarto escalón nacional.

Lari Arthur Viianto, académico de la UGTO, afirmó que esta dinámica se explica por la unión regional del Bajío, ya que, dijo, es muy común ver plantas de una misma empresa en Guanajuato y Querétaro.

“Se tiene mucho que hacer en sueldos, es verdad que la industria manufacturera en Guanajuato ha crecido, pero debemos también mejorar el modelo y también se debe traer seguridad, porque las inversiones se pueden ir por los niveles de violencia”, indicó Arthur Viianto.

FUENTE: EL ECONOMISTA -> https://goo.gl/84KS2z

Share This