Por lo general, un negocio arranca desde cero gracias a una persona con visión y grandes objetivos. Conforme empiezas a hacer crecer tu negocio, haces lo que puedes con lo que tienes.

Puede ser que empieces sin un equipo y que te tome años llegar al punto en el que lo hayas hecho crecer lo suficiente como para tenerlo. Mientras lo vas construyendo te enfocas en toda la estrategia y en las piezas estructurales que necesitas hacer todos los días. Eres el ajonjolí de todos los moles haciendo un poco de todo, desde tareas administrativas hasta marketing y contabilidad, pasando por servicio al cliente.

Con este ritmo, es fácil que te pierdas entre tanto trabajo mientras las primeras ganancias empiezan a llegar. Y aunque este es un camino común para muchos emprendedores, no siempre es la mejor estrategia para hacer crecer un negocio. Hay un elemento importante que suele olvidarse en los inicios, y para algunos incluso sigue olvidado tras años de trabajo. Si quieres construir un negocio exitoso que eventualmente deje de depender de una sola persona, necesitas tener una visión clara.

Entendiendo el cuadro completo

Al principio, e incluso ahora, debes entender la visión y los objetivos principales para tu negocio. El lugar en el que estás en este momento está bien, pero esa no es la forma correcta de construir. Otra forma es construir un negocio acorde a dónde quieres estar, no a donde estás ahorita.

Digamos que eres dueño de una pequeña agencia de marketing. Puede que ahora mismo tú seas el que hace todo. Eso, o tienes algunos asistentes virtuales que te ayudan con algunas tareas. Pero así no es como visualizas tu negocio en un futuro. Lo que visualizas es una agencia de marketing grande, con un equipo a tiempo completo trabajando con compañías a nivel global.

Entonces, toda tu comunicación, tus mensajes, tu plataforma y todo lo que haces debe reflejar eso. No te deberías publicitar a ti mismo con todos tus mensajes y tu marketing debería enfocarse a lo que puedes hacer para ayudar a tus clientes. Debes considerar publicitarte como una agencia. Tu sitio web, tu marketing y la forma en la que negocies con tus clientes debe reflejar eso.

Nadie sabe lo que pasa tras bambalinas, pero sí ven lo que proyectas al mundo. Publicitarte y hacer negocios como si fueras una agencia grande debería ayudarte a destacar y a verte más profesional. Y eso podría llevarte a mejores clientes y hacer que tu negocio crezca. Cuando te lo tomas muy en serio, los demás harán lo mismo.

Entendiendo tu visión

Y este principio aplica para cualquier tipo de negocio. Construyes acorde al lugar al que vas. Puede que aún no estés ahí o que aún no tengas todo lo que necesitas, pero eso no debería detenerte. Hay ciertas cosas que puedes hacer desde ya para hacer que tu negocio se vea y se sienta como será en el futuro.

Solemos concentrarnos en el trabajo de este momento. Y eso es algo bueno… para empezar, pero el objetivo no es estar donde estás ahorita para siempre. Ten claridad sobre tus objetivos principales y la forma en la que te gustaría que estuviera tu negocio en el futuro. Si quieres que tu empresa sea siempre pequeña y con pocos empleados, está bien, pero agrégale un extra de profesionalismo. Hazlo parecer más grande que una pyme.

Si tu objetivo es algo mucho más grande (una oficina más grande, empleados, clientes grandes, viajes), entonces pon los cimientos y la estructura necesaria para lograr justo eso. Tienes que tener muy claro lo que quieres para tu vida y tu negocio. Debes visualizar hacia dónde quieres ir.

Si no tienes esa claridad, date un tiempo esta semana para pensar en ella. Escribe tus objetivos. Platícalos con un socio o con tu grupo de apoyo y mentores. Piensa en los clientes de alto perfil con los que quieres trabajar, las grandes compañías que quieres que te contraten. Observa a otros que hacen lo mismo que tú haces pero que ya están un paso más adelante. Y usa todo esto para crear una visión de tu negocio a futuro.

Luego empieza a hacer los cambios necesarios en tus cimientos y estructura. Esto puede llevar tu negocio de ser una startup a ser una empresa más grande. Puede que el nombre de tu negocio cambie y deje de ser sólo tu nombre para convertirse en un nombre que vaya de acuerdo al lugar al que quieres llegar.

Sólo tú sabes lo que tiene sentido para llegar a dónde quieres. No permitas que tu situación actual interfiera con tu crecimiento. Crea el futuro de tu negocio desde hoy teniendo una visión clara y haciendo pequeños cambios.

FUENTE: ENTREPRENEUR (http://bit.ly/2TOL4FY)

Share This